Comprar botas de esquí

¿Estás preparado para pasar frío? ¡Por supuesto que sí! Estás deseando subirte a tus esquís, pisar la nieve, coger velocidad y sentir la adrenalina mientras desciendes por la montaña. ¡La terrible espera pronto se derretirá con el frío invernal! Pero, más vale que pises con pies de plomo y te prepares antes de que abra la temporada. ¿Tienes tus botas de esquí listas? En ComprarBotasDe.com puedes comprar las botas de esquí que necesitas para disfrutar en las mejores pistas. ¡Que no te pille el Yeti!

¿Cómo elegir unas botas de esquí?

Todo el material de esquí es importante, pero las botas de esquí son uno de los componentes fundamentales, ellas van a determinar que tu día en la pista sea memorable o no. Una mala elección de botas solo hará que sientas dolor, en vez de adrenalina, emociones fuertes y diversión. Sabemos lo difícil que es decidirse por unas, por eso en ComprarBotasDe.com queremos ayudarte a escoger las botas de esquí más adecuadas para ti.

A la hora de escoger las botas de esquí perfectas para tus pies, tienes que tener en cuenta todos los factores que te explicamos a continuación.

Asegúrarte la máxima fijación

Las botas de esquí deben sujetar los pies y tobillos a la perfección, esto te ayudará a descender cómodamente, porque solo con una buena fijación se logra transmitir el impulso que necesitan los esquís. Por tanto, las botas de esquí te tienen que quedar apretadas, no uses nunca una botas de talla superior o lo único que conseguirás es no disfrutar esquiando e, incluso, hacerte daño.

Tampoco se trata de que las botas te vayan tan apretadas como para hacerte daño, debes poder tener un mínimo de movimiento (muy ligero), sobre todo en la parte delantera, justo el necesario para poder mover los dedos de tus pies con libertad.

¿Cuál es tu nivel de esquí?

El nivel que tienes esquiando es un factor que influye directamente a la hora de escoger una botas de esquí. Según sea tu nivel, tus botas necesitarán un grado de rigidez específico y, para averiguarlo, debes consultar el índice Flex:

  • Principiantes: necesitan botas con un índice Flex 60 o inferior. Este grado de rigidez permite modificar con más facilidad la posición del cuerpo además de generar poca resistencia durante la flexión.
  • Nivel medio: necesitan botas con un índice Flex entre 70 y 90.
  • Expertos: necesitan un índice Flex 100 o superior. La rigidez es extrema así que deben tener una gran precisión de movimientos y capacidad para hacer esfuerzos durante la flexión.

Aquellas personas que tengan un peso corporal más elevado del recomendado, deben aumentar el índice correspondiente a su nivel de esquí.

¿Qué talla de botas de esquí necesitas?

No caigas en el error de elegir un número más del que realmente necesitas; no porque las botas sean más grandes, vas a estar más cómodo con ellas. Al contrario, eso puede traerte consecuencias negativas.

La talla de botas de esquí se mide en MondoPoints, medida que se basa en la longitud de centímetros del pie. Para saber qué talla de botas tienes, solo tienes que medir tu pie. Y si el resultado te da decimales, entonces debes escoger la talla superior (es decir, si tu pie mide 25,6 tu talla será la 26).

Al final encontrarás una tabla para calcular tu medida, que incluye la equivalencia correspondiente con las tallas del calzado normal.

¿Sabes ponerte las botas de esquí?

Si es tu primera experiencia con botas de esquí, tienes que saber algunas cosas.

No pienses que vas a llevar el calzado más confortable del mundo, las botas de esquí solo sirven para practicar este apasionante deporte y no para caminar. Por tanto, vas a enfrentarte a unas botas rígidas y apretadas con las que caminarás torpemente pero, por otro lado, te asegurarán la protección y fijación que necesitas para descender por la montaña a toda velocidad.

Al ponerte las botas de esquí, es mejor hacerlo de pie. Y te aconsejamos que sigas de la siguiente manera:

  • Primero debes abrochar los ganchos comenzando por abajo. Comprueba que tu pie quede bien sujeto, sobre todo en la zona del talón.
  • Flexionando un poco las rodillas, asegúrate que tus dedos tocan ligeramente la punta de las botas.
  • A continuación flexiona las rodillas por completo y comprueba que los dedos ya no tocan la puntera. Esto es importante, porque si sigues tocando la punta significa que necesitas una talla más.
  • Por último, camina un poco para notar que el talón queda siempre fijado a la bota.

A pesar de que las botas de esquí son un calzado apretado, no deben comprimir ninguna parte de tus pies y tobillos, de lo contrario, tras horas esquiando, lo único que conseguirás es dañarlos. Te aconsejamos que no tomes esta recomendación a la ligera porque al esquiar transmites con los pies (a través de las botas) el control y la precisión de los movimientos a los esquís y, si lo haces mal, tu día de esquí no valdrá la pena. Y en la pista, ¡solo hay sitio para la diversión!

Por último, en ComprarBotasDe.com queremos recordarte que, para garantizar tu confianza, si al recibir las botas en casa no te quedan bien, puedes cambiarlas con total tranquilidad.

La opinión de nuestros clientes:

[Total:1    Promedio:4/5]